equivalencias entre una bombilla de filamento tradicional y las de bajo consumo
equivalencias entre una bombilla de filamento tradicional y las de bajo consumo

Más de la mitad de las bombillas vendidas en España en el primer semestre de 2011, un 55%, fueron de bajo consumo o fluorescentes compactas, frente a un 24% de bombillas convencionales, tal como se desprende de un informe elaborado por el grupo GfK Retail and Ilumination sobre iluminación y consumo.

Las lámparas eficientes suponen en la actualidad un 59% del total de la facturación en España, mientras que las convencionales o incandescentes solo representan un 9%, informa el grupo. Los datos referidos a España recogidos en el informe, elaborado a partir de las ventas auditadas en hipermercados y grandes superficies, “resultan más llamativos” en comparación con otros mercados europeos.

La venta de fluorescentes compactas representa un 45% del total en Francia y un 24% en Alemania. Al mismo tiempo, el informe añade que al comparar el mix de producto de lámparas convencionales -incandescentes y halógenas- y eficientes, “la ventaja de España todavía es mayor, ya que las bombillas eficientes representan un 74%, frente a un 62% en Francia y a un 41% en Alemania”.

Por lo que se refiere a la facturación total, precisa que en los seis primeros meses del año ha sido de 12,5 millones de euros, obtenidos con la venta de cinco millones de bombillas. bombilla bajo consumoEl grupo también apunta que, desde que comenzó a auditar el segmento de la iluminación en enero de 2011, “se ha observado que se trata de un mercado en pleno proceso de cambio”, ya que “poco a poco, las bombillas incandescentes reducen su peso en el mercado“. Mientras, otros formatos como las bombillas LED, que suponen un 2% de las ventas, “mantienen un crecimiento lento pero constante”, añade. Las lámparas halógenas representan un 10% de las ventas y las fluorescentes se quedan en un 1%.

“Se observa que la eficiencia de las bombillas en el sector de la iluminación es uno de los factores que priman a la hora de decidirse por una lámpara u otra“, explica el responsable del panel detallista de iluminación en GfK, Gabriel Gómez. “Poco a poco, los formatos más ecológicos alcanzan mayores cuotas de mercado y todo apunta a que el sector avanzará en esta dirección”, concluye.  

Estas lámparas por sus componentes en la fabricación tienen una eliminación compleja y deshacerse de ellas a través del contenedor de basura supone un gran coste ecológico, el Punto Limpio municipal recoge este tipo de residuos.