TROLLS1ª sesión: “Trolls”: 8 de enero, a las 17:00 horas en el Cine Municipal de Fuentes de Ebro: Divertidos y amigables, a los Trolls les encanta jugar, y hacer fiestas. Estos seres felices y alegres, tan característicos por sus puntiagudos peinados de colores, cantan, bailan y lo pasan de miedo cada día. Pero no son solo unas criaturas encantadoras, alocadas y mágicas, también son muy sabrosas… o eso es lo que opinan los pesimistas Bergens, unos seres que solo son felices con un troll en su estómago. Ahora su nuevo gobernante, el Princípe Gristle, quiere restaurarlos en el menú para contentar a sus súbditos.

Esta decisión cambiará por completo la vida de los trolls. Para evitar que sus amigos sean degustados por los Bergens, la Princesa Poppy, la optimista líder de los trolls, y su polo opuesto, el paranoico Branch, tendrán que embarcarse en una peligrosa aventura que les llevará mucho más allá del único mundo que siempre han conocido. Juntos aprenderán que, por desgracia, hay problemas que no pueden resolverse con un abrazo o con una canción, o tal vez sí…

Esta irreverente comedia musical de aventuras que se centra en la historia de estos icónicos muñecos es una película de animación de DreamWorks Animation.

[youtube]https://youtu.be/pY2J_9bMl-o[/youtube]

2ª sesión: “Los últimos de Filipinas”: 8 de enero, a las 19:00 horas en el Cine Municipal de Fuentes de Ebro: En el verano de 1898, en la pequeña aldea costera de Baler, en la isla filipina de Luzón, un grupo de soldados españoles luchan contra un grupo de nativos insurrectos. Liderados por el coronel Enrique de las Morenas (Eduard Fernández) y el teniente Martín Cerezo (Luis Tosar), el medio centenar de combatientes sufren un asedio y se ven obligados a refugiarse en la iglesia del pueblo.

filipinasDurante casi un año, este puñado de militares se mantuvieron sitiados y sin rendirse, con el convencimiento de que la guerra de Filipinas aún no había acabado. Pese a los numerosos avisos por parte del gobierno español y de los propios habitantes de la isla, los soldados permanecieron inamovibles, ante la incredulidad sobre la cesión del imperio a Estados Unidos. Y es que, con la firma del Tratado de París entre España y Estados Unidos, se ponía fin formalmente a la guerra entre ambos países, y España cedía la soberanía sobre Filipinas a Estados Unidos. Debido a esto, los sitiados en Baler fueron conocidos como ‘los últimos de Filipinas’.

[youtube]https://youtu.be/UYzeQswKA8c[/youtube]